Nuestra seña de identidad

Nuestra seña de identidad

jueves, 1 de febrero de 2018

LA VISITA A LA BODEGA

La semana pasada estuvimos investigando la zona de La Rioja alta, y nos dimos cuenta de que casi todos los pueblos que hay en esa zona, tienen muchas viñas y bodegas, y se dedican, en gran parte, a producir vino. Llevamos al cole mucha información de clases de uvas, de clases de vino, fotos en bodegas y viñas.... Estuvimos repasando el proceso desde la vid al vino, y como nuestro pueblo también está en una zona de la ruta del vino, el jueves 25 de enero nos fuimos de excursión a una bodega de San Asensio, el Arca de Noé.

Allí nos recibió la mamá de Pablo, Nuria, que trabaja allí. Nos presentó a Chelo, que es una señora enóloga (científica del vino). También nos acompañó la abuela de Noelia, porque había trabajado en esa misma bodega muchos años.

Primero nos explicó las clases de uva que hay, sus nombres, y las diferentes clases de vino, tinto, clarete y blanco. Nos contó que afuera de la bodega hay una tolva donde depositan la uva para pesarla, y donde también la despalillan, para quitarle eso que parecen tallos, el raspón, que luego comen algunas vacas.... Después la ponen en la "estrujadora" para aplastarla, y a continuación ya estuvimos viendo los depósitos donde echan a través de tubos la "pasta", eran enormes. Chelo nos contó que ella es la encargada de ir mirando cómo va ese vino ahí dentro, cogiendo muestras.

Después vimos otra máquina, donde prensan otra vez ese líquido. Nos contó que lo que sale de ahí que no sirve, el hollejo, lo llevan para hacer otros líquidos con alcohol como el orujo.


Más tarde, bajamos abajo de la bodega para ver las barricas, donde ponen el vino para que se convierta en crianza, para que sepa todavía mejor, y olía muy bien allí abajo, a frutas.... Podíamos mirar a través del tapón de las barricas y oler el vino...

A continuación, vimos la máquina que más nos gustó, la embotelladora, aunque hacía muuuucho ruido.. Era súper divertida, llenaban las botellas que venían vacías por la cinta, las cerraban con un corcho cada una y una cápsula, y al final le ponían la etiqueta de la bodega y otra que significa que es denominación de origen Rioja, y ya estaban listas, para meterlas a la caja, de cuya tarea se encargaba un chico.

Por último, hicimos una "cata" de mosto, que nosotros sí podemos beber, porque tiene azúcar, que aún no se ha convertido en alcohol. Probamos uno blanco y otro rojo.




Las niñas y niños y las maestras, queremos agradecer a la cooperativa El Arca de Noé, y a Nuria y a Chelo, por habernos enseñado con tanto cariño y paciencia su bodega y contestar todas nuestras preguntas, y por habernos regalado esa piruleta tan guay con forma de racimo de uvas.

2 comentarios:

  1. Nosotros estuvimos encantados con vuestra visita y la atención que prestasteis a las explicaciones.
    Me alegro de que os gustara la cata de mostos y de aprendieseis muchas cosas de la elaboración y crianza del vino.
    Un beso a para todos

    ResponderEliminar
  2. Un beso a vosotras que nos atendisteis tan bien. Es un lujo.

    ResponderEliminar